Está en > Málaga > Puente de los Alemanes

Puente de los Alemanes

El puente de Santo Domingo, conocido popularmente como Puente de los Alemanes, es un pequeño puente peatonal de estructura metálica situado sobre el río Guadalmedina que fue regalado por el pueblo alemán a la ciudad de Málaga, por la ayuda recibida en el naufragio de la fragata de guerra alemana Gneisenau.

Se construyó en 1909 y en 1992 se desplazó para que tuviera un ángulo de 90º con respecto a la Iglesia de Santo Domingo.

El naufragio

El 16 de diciembre de 1900 un fuerte temporal hizo que la fragata alemana Gneisenau se estrellara contra la escollera del puerto. Muchos malagueños acudieron a socorrer a los marineros alemanes, perdiendo la vida algunos de los rescatadores. Este heroico acto le valió a Málaga el título de «Muy Hospitalaria» que hoy luce en el escudo de la ciudad.

En 1907, el río Guadalmedina se desbordó, llevándose consigo los puentes existentes. Al conocer esta noticia el pueblo alemán decidió devolver el favor e iniciaron recolectas para la construcción del «Puente de los Alemanes» que finalizó en 1909.

En una placa situada en el puente se puede leer: «Alemania donó a Málaga este puente agradecida al heroico auxilio que la ciudad prestó a los náufragos de la fragata de guerra Gneisenau».


Lema de Málaga

El lema y títulos otorgados a Málaga son los siguientes: «Siempre Denodada, la primera en el peligro de la Libertad, muy Hospitalaria, muy Benéfica, muy Noble y muy Leal Ciudad de Málaga».

El título de «muy Noble» fue concedido en 1492, por los Reyes Católicos cuando se determinó que, dada la alcurnia y nobleza de la mayor parte de los nuevos pobladores, figuraría este título en todos los documentos oficiales.

El título de «muy Leal» fue concedido por Felipe IV en 1640 por los servicios prestados por la ciudad y en especial por las grandes cantidades de dinero aportadas a la Corona.

El título de «muy Ilustre» fue concedido en 1710 en nombre de Felipe V por los servicios prestados a la Corona por la ciudad durante la Guerra de Sucesión.

«Siempre Denonada» y por cimera de su escudo de armas una corona cívica y la divisa «La primera en el peligro de la libertad» fueron concedidas por Real Decreto de 21 de agosto de 1843, con motivo de las luchas que provocaron la caída del General Espartero.

El título de «muy Hospitalaria» se concedió por Real Decreto de 1 de enero de 1901 por la noble y abnegada conducta del pueblo malagueño con motivo del naufragio de la fragata de guerra alemana Gneisenau.

El título de «muy Benéfica» se concedió en 1922 en prueba del Real aprecio a la ciudad, por la caritativa ayuda prestada a los soldados del Ejército de África y el sostenimiento de un hospital en Marruecos.